Evitar dolor en los pies por los tacones

10 consejos que ayudarán a aliviar el dolor al usar tacones altos

Todas hemos tomado la decisión en un momento u otro de priorizar la moda sobre la comodidad, y los tacones son parte de ello. Sin embargo, para muchas es una tortura cuando un par de tacones generan esas marcas (muuuy dolorosas) que viene con el uso de ellos. Tanto así que puede arruinar seriamente un día en el trabajo o una salida con amigos. ¡ES FATAL!

Presta atención a estos tips para minimizar los dolores que causan los tacones altos:

1. Usa cremas en zonas puntuales
Unta un poco de crema (no muy acuosa) debajo de cualquier área del zapato que te genere incomodidad, para evitar las rozaduras. Esto lo ayudará a deslizarse suavemente en lugar de romperte la piel. Obviamente no vas a empapar todo tu pie de crema, porque vas a acabar sufriendo al caminar cuando se te deslicen demasiado los pies.
2. Opta por estilos con hebillas y correas
Las correas y hebillas ajustables asegurarán que tus talones queden lo necesariamente ajustados, lo que ayuda a evitar el frotamiento e irritación innecesarios que causan ampollas y molestias.
3. Cuida tus pares
Las suelas de zapatos de tacón y las plataformas alto se desgastan con el uso prolongado, lo que los hace desiguales e incómodos. Lleva tus zapatos a un zapatero cuando esto comience a suceder para evitarte daños a ti y a tu zapato. Pero si ves que ya no tienen arreglo y te están afectando, simplemente déjalos ir. Además, algunos tacones traen como unas tapitas de repuesto, para cuando los que traen se consumen a medida del uso.
4. Estíralos y divídelos, sin excusas
Una vez que hayas comprado un par de zapatos nuevos, y dependiendo del material, puede ser útil estirarlos un poco para darles algo de flexibilidad.
Si tienes un evento próximo y requiere un par de tacones nuevos, tómate el tiempo para comprar y usarlos varias veces antes del gran día. Nada funciona para hacer que un zapato sea más cómodo que simplemente estirándolo. Esta técnica la utilizan las bailarinas de ballet con sus zapatillas de baile. Si ellas utilizan un par nuevo en una competencia morirán del dolor en el intento!
5. Ir de compras de zapatos por la noche
Este punto puede que no sea aplicable a todas. Pero existe una diferencia muy grande si compras zapatos en un momento específico del día. Te explico por qué. Cuando vamos con nuestros pies frescos y descansados, encajarán perfectamente en un par de zapatos que luego cuando los uses van a matarte, ¿por qué? Simple, cuando uno pasa todo el día con los pies funcionando en su rutina los pies tienen a hincharse o cansarse, lo que es perfecto para ir a comprar unos nuevos, ya que, si encajan bien en tu situación cotidiana, al momento de usarlos no sentirás que te quedan chicos.
6. Camina de manera correcta
Los tacones no son zapatillas de deporte, tienes que llevarlos de manera diferente. Utiliza tus músculos centrales y ponte de pie, simula que estás desplazándote en una pasarela, usa las caderas y las piernas para impulsarte hacia adelante. Deberías sentirte más como un rebote que como un paso normal. En ese momento eres prácticamente una modelo (al menos así me siento yo). Practícalo en tu casa hasta que lo hagas. Pero no exageres demasiado los pasos, no quieres verte extraña cuando caminas.
7. Cinta adhesiva en los dedos de los pies
Este es un consejo interesante. Uno que vale la pena probar si significa una experiencia de calzado sin dolor. Con cinta adhesiva junta el tercer y cuarto dedo del pie (cuenta desde el dedo gordo del pie) esto ayudará con el dolor. Sí, es un poco raro, pero en realidad hay un nervio que contribuye al dolor en el pie. El estrés sobre el nervio se alivia con el apoyo del otro dedo. Tenga en cuenta que esto podría no funcionar para sandalias de tacón alto (ya que están descubiertos los dedos).
8. Asegúrate de que tus pies puedan moverse en tus talones
Si tus plantas no se mueven del todo, terminarás sintiendo que tus pies están amarrados a un par de tablas.
9. Utiliza plantillas de gel de silicona
Si tienes zapatos incómodos, lo mejor que puedes hacer es utilizar una plantilla de gel. Usa los que son diseñados específicamente para los talones. Se colocan justo debajo de las puntas de los pies y te ayudarán a aliviar el dolor.
10. Considera un tacón más grueso
Muchos de nosotros amamos los tacones de aguja de la misma manera que amamos el pastel de chocolate (o soy sólo yo?). Sabemos que solo podemos manejar un par de mordiscos, pero, Dios, cómo queremos comernos todo el pastel al mismo tiempo. En lugar de usar tacones delgados en todo momento, considera incorporar un tacón ancho o de plataforma en su armario, ya que un tacón más grueso permitirá que su peso se distribuya más uniformemente, creando menos presión en la parte delantera de su pie.
Puedes ver como elegir el tacón perfecto para ti pinchando ACÁ.
¡Y con estos consejos estás preparada para llevar tacones como toda una experta! ¿Tienes alguna duda? Házmelo saber a través de mis redes sociales, y si todavía no eres parte de ellas sígueme haciendo click en:  Facebook  e  Instagram.

 

Comenta con tu cuenta de facebook

Cuentame que opinas

Sigueme en mis redes sociales
Follows

Quizás te pueda interesar

Cuéntame que opinas

Pin It on Pinterest