Qué diferencia hay entre la cosmética y la dermocosmética?

Muchos piensan que todos los productos que aplicamos en nuestro rostro y cuerpo poseen las mismas propiedades, pero no se puede estar más equivocado, puesto existe una enorme diferencia entre los productos cosméticos y los dermocosméticos.

A pesar de que ambos se utilizan para embellecer la piel, los dermocosméticos van un paso más allá, ya que combinan el conocimiento de la cosmética y la ciencia de la dermatología para cuidar la salud de nuestra piel y cabello.

Los productos cosméticos trabajan de forma superficial, es decir, sólo buscan disimular, resaltar u ocultar aspectos visibles de la piel, pero no son capaces de penetrar en el estrato más profundo de la piel para afectar de forma efectiva las células, lo que sí hacen los dermocosméticos, ya que muchos tienen grandes capacidades reconstructivas y actúan sobre tejidos más profundos de la dermis.

La dermocosmética y el gran auge que ha tenido, sobre todo en los últimos años, son productos con ingredientes bioactivos que tienen beneficios médicos, a diferencia de los cosméticos. Están basados en principios dermatológicos, donde se realizan pruebas para garantizar sus funciones terapéuticas o curativas.

Por esta razón, existe una variedad de productos de este tipo y para diferentes tipos de pieles, ya que consideran reacciones alérgicas u otras dolencias de la piel; por tanto, son capaces de solucionar problemas como las manchas, la caída del cabello (o dios, yo necesito algo efectivo de verdad porque me estoy quedando calva) o el acné, entre muchos otros.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud y la FDA, existen muchos ingredientes en cosméticos que aún no se han testeado – sólo lo han hecho 1200 por sobre los 12 mil que existen-, por lo que recomienda el uso de productos dermocosméticos cuyos ingredientes ya estén registrados en la lista Reach, proyecto de la comunidad científica internacional que controla y estudia los productos químicos, además de analizar la exposición a éstos.

Por último, la dermocosmética ha significado un gran avance, no sólo para la estética, sino también para el cuidado general de nuestra piel. el hecho de que contengan propiedades terapéuticas y estén libres de toxinas agresivas, los tornan la mejor solución para problemas de la dermis y, además, verse mejor.

Pero recuerda que es importante que si presentas algo más delicado, debes siempre consultar al especialista que corresponda para dar en el clavo de lo que te sucede y solucionarlo en lugar de perder tiempo y dinero con un “ensayo y error” que muchas veces es hasta peligroso, el punto no sólo se trata de verse bien, sino de sentirse y estar saludable.


Comenta con tu cuenta de facebook

Cuentame que opinas

Sigueme en mis redes sociales
Follows

Cuéntame que opinas

Pin It on Pinterest