Tips para organizar tu closet y mantenerlo perfecto todo el año

Ordenar nuestras vidas, todo, como correos electrónicos, listas de tareas, el trabajo, el departamento y sin duda el closet. Es una de las tareas más difíciles. Ser ordenado es un arte, sin organización todo se vuelve un desastre, en el que al final del día, recapacitas diciendo “Oh por dios, no hice lo que tenía que hacer”.
Y lo que tiramos de último siempre es nuestro closet. Lavamos la ropa y la tiramos, nos sacamos la pijama y la tiramos allí también. Y luego cuando vamos a buscar lo que queremos usar, nada está en su lugar. ¿Te suena familiar?

Ahora te traigo estos tips para que puedas mantener tu closet ordenado sin que te parezca tan difícil.

1. Evalúa el problema
Todos sabemos organizar el closet no es tarea fácil. Antes de empezar a destrózalo o tirar la ropa por todas partes, evalúa la zona problema y precisa tus objetivos a despejar. ¿Haces esto porque tienes demasiada ropa que no usas? ¿Estás corta de espacio o simplemente necesita ampliar tus opciones de ropa de trabajo? Averiguar el objetivo antes de comenzar te ayudará tomar decisiones rápidas y eficientes.
2. Crea un plan de juego
Puesto que prácticamente todo el mundo tiene CERO ganas de hacer cosas, más aun cuando se trata de la limpieza del closet. Haz una buena jugada, ejemplo, ropa y accesorios que quieras probarte. Consigue antes de eso un par de bolsas de basura y una buena lista de reproducción listo, ve al ataque. Lo que no te gusta como te queda lo sacas y lo que sí lo pones a un lado para luego dejarlo en tu armario.
3. Inicia con tus prendas favoritas
Sí, sé que sacar todo el closet y medírtelo suena super tedioso. En primer lugar, sacar, analizar y ordenar y luego una vez que el armario está vacío, devolver los artículos que estás manteniendo. Así que una forma muy fácil es empezar el proceso positivamente con la parte más fácil, agarrar cualquier cosa que usas todo el tiempo, tus elementos básicos, y los más amados que tienes. Apártalos a un lado en un área designada a “lo que se queda” y evalúa constantemente cuántos elementos están en esa categoría.

4. Las piezas que se van
Estas serán piezas que automáticamente sabrás que no son las que se quedarán, o son simplemente piezas que usas una vez a los mil años, y en las cuales no te sientes cómoda, con alegría o confianza. Una recomendación para hacer con estas piezas es donarlas, si las prendas están en buen estado pero no te gusta cómo se te ven a ti pues sé generosa y envíala a algún refugio de mujeres o familias. Una vez que tu “piezas que se van” sean embolsadas, sácalas rápidamente para que vayas al siguiente paso.
5. La sección del “tal vez/puede ser”
El resto de las cosas que han quedado son los “tal vez sí, tal vez no”. Son piezas que te gustan un poco pero tu mente te dice: “¿Y si te hacen falta?”. Para salir de la duda en ese momento, hazte las siguientes preguntas sobre cada pieza:
  1. ¿Esta prenda me ayudará a tener lo que quiero en mi closet o reflejar mi estilo personal?
  2. ¿Esta pieza encaja mi cuerpo o se puede adaptar?
  3. ¿Esta prenda me trae alegría o me hace sentir segura al usarlo?
Si contestaste ‘no’ al menos dos de estas preguntas, esas prendas deben ir directo a la bolsa de basura. La verdad quieres asegurarte de que sólo estás manteniendo elementos que te sirvan y que realmente vas a ocupar. Ya sea ropa de trabajo o para el uso cotidiano.
6. Ordenar las piezas seleccionadas
Ahora es la parte final! Poner tu selección final en tu closet. Pero no te olvides de organizar. Categorizar tus tops, blusas, abrigos, vestidos, accesorios, etcetera. También puedes ordenar por color dentro de cada categoría para que tu proceso de preparación sea perfecta cada vez que te vistas y puedas encontrar lo que buscas más rápido. Si estás poniendo cosas más al fondo, en lugar de apilarlos uno encima del otro (por lo que sólo puede ver lo que hay en la parte superior), dóblalo y organízalo de forma vertical, así cuando lo veas, puedes notar todas las camisas dobladas a la vez.

Finalmente quedó el closet bello y ordenado! Pero no del todo listo aún. Para mantener la consistencia y un buen flujo de orden, asegúrate de que cada vez que le añadas una nueva pieza, sacaras una vieja. Si estás actualizando tu closet cada vez que traes una prenda nueva, el orden se mantendrá y no tendrás que repetir el proceso completo cada un par de meses.
Crees que estos tips te funcionarían? Has aplicado alguno, al menos una vez? Si necesitas ayuda puedes solicitar la info de mis servicios Acá.
Cuéntame en mis redes sociales qué otras cosas le agregarías a estos tips para ordenar el closet. Y si aún no eres parte de ellas. Te invito a unirte para que no te pierdas más datos y consejos de Moda, Belleza y más.
Sígueme haciendo click en:  Facebook    Twitter  e  Instagram.

 

Comenta con tu cuenta de facebook

Cuentame que opinas

Sigueme en mis redes sociales
Follows

Quizás te pueda interesar

Cuéntame que opinas

Pin It on Pinterest